DESPEDIDAS

DESPEDIDAS

Sabemos que algunos libros no volveremos a leerlos; que ciertas miradas nunca las recobraremos; que los desfiladeros de la piel olvidarán las caricias; que la soledad acompañará las vigilias del insomnio; que habrá encrucijadas donde perdamos lo inalcanzable; y ecos de voces perdidas vibrando en la memoria; pero esto no debe malograr la esperanza en redentores guiños inesperados de la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.