Navegando por
Etiqueta: vecindario

SI GOBERNARA EL VERSO…

SI GOBERNARA EL VERSO…

manos-de-todo-el-mundo

Siempre he soñado con un mundo gobernado por el verso, convencido que con tal legislador parlamentario y presidente del Consejo, la humanidad habría seguido una historia diferente a la sufrida por la raza humana desde que Caín hizo lo que hizo, según cuenta la imaginaria leyenda bíblica.

Si gobernara el verso, las armas de destrucción masiva serían poemas de conciliación; las declaraciones de exclusión, tratados de inclusión; los discursos adversos, mensajes de esperanza; y las sentencias condenatorias, indultos.

Si gobernara el verso, la vida humana sería una realidad soñada; los depredadores, depredados por la bondad; las falsificaciones descubiertas a contraluz; y las quimeras, portadas de periódicos.

Si gobernara el verso, la solidaridad no sería aspiración inalcanzable; dominaría la tolerancia los rincones del dogmatismo; el diálogo resolvería los conflictos; y la convivencia sería alimento diario compartido.

Si gobernara el verso, la generosidad sería bandera nacional; el entendimiento, Constitución popular; la sinceridad, enseña social; el humor, presea global; y la utopía, consigna ciudadana con aspiración a la felicidad colectiva.

Si gobernara el verso las guerras no formarían parte de la historia de la Humanidad; el cinismo, sería inalcanzable; la hambruna, palabra ignorada por el diccionario; y la paz, compañera inseparable del vecindario.

Si gobernara el verso no habría notarios que certificaran compromisos; ni letra pequeña en los contratos; ni fango en el lodazal de la corrupción; ni cinismo en los profetas; ni ingenuidad en el pueblo; ni mediocres en las Instituciones.

Por eso, los partidos políticos no incluyen al verso en sus listas electorales, negando el voto a los soñadores y optando por vivir la realidad de los escépticos, sabiendo que el verso los arrojaría del paraíso por frustrar la esperanza en un mundo feliz y hermanado que camine unido hacia la paz, la convivencia, el amor y la solidaridad.

NUESTRA TELEVISIÓN ES SUYA

NUESTRA TELEVISIÓN ES SUYA

Captura de pantalla 2014-12-14 a las 16.24.23

Mi televisión, la del pueblo, la que pagamos todos, la nuestra, resulta que es suya. No porque la hayan comprado, sino porque se han apropiado de ella hurtándonos a los paganos el derecho de propiedad que tenemos sobre Televisión Española, conocida por otro nombre, debido a la manipulación informativa y propagandística que sus rectores hacen del ente público, convirtiéndolo en corralito privado.

Lejos quedan los tiempos en que nuestra TVE recibía premios internacionales por su honestidad informativa, llegando a tener los telediarios más prestigio y credibilidad que la mismísima BBC. Tiempo aquel de noticias limpias sin contaminación politiquera, sin fallos de cada día que sonrojan a los profesionales del medio con errores ortográficos en los rótulos, imágenes ilustrativas desilustradas, falsas entradas periodísticas, noticias de vecindario y manipulaciones informativas que nos obligan a dejar abandonada en un rincón la televisión que nos pertenece.

Grosero escamoteo de noticias, vulgares minimizaciones de sucesos importantes, toscas ocultaciones de novedades y chabacanos recortes de imágenes, son órdenes habituales que se ven obligados a cumplir los presentadores, sin mover una pestaña ni hacer gestos negativos, aunque sus miradas expresen la frustración profesional que les producen los mandatos que llegan del piso superior.

Afortunadamente, hoy no tenemos que sintonizar cada noche Radio Pirenaica para enterarnos de lo que sucede realmente en España, porque basta pulsar el botón del mando a distancia para conseguirlo, aunque algo interior se revele en nosotros al ver como utilizan los mandamases nuestro dinero en su propio beneficio propagandístico.