Navegando por
Etiqueta: Miguel de Unamuno

JUBILACIÓN DEL SENTIDOR

JUBILACIÓN DEL SENTIDOR

logotipounamuno

Hace hoy 151 años que vino al mundo en su bochito bilbaíno un vasco-castellano universal que pasó por la vida agonizando contra el Misterio, agitando conciencias, luchando contra todos, contra todo y contra sí mismo, defendiendo de la verdad por encima de la paz, dando ejemplo de honradez, siendo esposo fiel, amigo leal y político comprometido con la sociedad de su tiempo, llegando a ser el más grande intelectual que ha tenido la Universidad de Salamanca en sus 800 años de historia.

Hace hoy 81 años que Miguel de Unamuno recibió en Salamanca el homenaje mayor que imaginarse pueda, con motivo de su jubilación en la cátedra universitaria que ocupó durante 39 años, excluyendo los seis años que estuvo desterrado en Fuerteventura, París y Hendaya, por el dictador Primo de Rivera y el vesánico Martínez Anido.

Estas dos efemérides en el mismo día hacen inevitable el recuerdo a un sabio singular, que quiso ser por encima de todo sentidor con el alma en vilo sobre la conciencia de sus vecinos, derramando pensamientos y sentires en estrofas, páginas, proscenios, tribunas, periódicos y cartas, con sabiduría profunda, compromiso social y generosidad desconocida por los creadores de la falsa mitología unamuniana que se expande sin redención posible.

La Asociación de Amigos de Unamuno homenajea hoy a la persona que justifica tal agrupación de sus amigos, en el espacio ocupado por él durante años de escolástico magisterio, sin otra pretensión que agradecer a don Miguel su legado literario y el testimonio de vida que dio a la Humanidad este pensador universal.

JUGAR AL MUS

JUGAR AL MUS

360views

Unknown

Confieso que disfruto más ganando un envite a pares con dos ases que escribiendo cuartetas, y el regusto cobra sabor de almíbar celestial si desde el postre gano milagrosamente un órdago a juego con treinta y cuatro, después de dos descartes y desatendiendo el sensato consejo de mi compañero.

El problema es que solo ocasionalmente he tenido ocasión de gozar estos lúdicos placeres en las cinco décadas que llevo disputando “grandes”, “chicas”, “pares” y “juegos” sobre el tapete verde y siempre con amigos, porque el mus fue inventado para reír con buenos escuderos y llevar con deportividad las tomaduras de pelo y los faroles sufridos, tras la derrota.

Es medular el estímulo vital que proporciona el mus a todos los aficionados a tan aristocrático carteo tabernario, inventado para jugar, más que para ganar, del que forma parte el ruido, la chanza, el chascarrillo, la farsa y el farolillo, entre los musleros que practican este juego tan humanizante y divertido, que pide inteligencia, serenidad, psicología, audacia y sentido del humor.

El muslari vasco Miguel de Unamuno decía ver poesía en los aldeanos que merendaban y jugaban al mus, porque este bridge de las tabernas era para él verso, rito, magia, encanto, seducción, y, sobre todo, engaño, broma y desconcierto en los ignorante mirones que desconocen sus secretos.

A quien no haya degustado sus mieles, le advierto que los compañeros de pareja no se guiñan el ojo con pretensiones deshonestas, ni levantan las cejas por asombro externo, ni se sacan la lengua con burla, ni se muerden el labio inferior de rabia, ni levanta un hombro por deformidad congénita, ni mueven la boca hacia un lado por dolor, ni cierran los ojos por sueño.

El aspirante a muslero debe saber que “un envite es un convite” sin tener “las de Perete”, aunque los adversarios vayan “al tran tran” simulando “la de Hontanares” o la “zorra con tres rabos”, pensando que “ya está la rata en la lata”, tras dar “el corte del capullo” para quitar “la mano con un pimiento” y “chiquita reventona” acompañada de “escopeta y perro”, jugándose el “tapete”, “la raya”, “el caldero” o “la iguala” sin tener el “solomillo” de “la niña bonita”.

Pero “con juego y pares, corta el mus y no repares” o “con tres ases de primera corta el mus y vocifera”, pidiendo al compañero que “recoja la herramienta” y se dé “mus sin verlas”, mientras los adversarios se quejan del “cartonaje” y de “estar puestos por el ayuntamiento” antes de ser enviados “a llorar a los paúles”, “al cuarto de llorar” o “al muro de las lamentaciones”, en espera de mejor cartulario y de que “llueva menos” con un “pase negro” para replicar con “la mano de un niño” o “los dientes del choto”.

DÍA DE GRATITUD

DÍA DE GRATITUD

342views

a

Si ayer fue un día de amistad, hoy toca jornada de gratitud a cuantos me acompañaron ayer en la presentación del libro, algunos venidos con gran sacrificio personal de tierras alejadas de Salamanca, para compartir conmigo una feliz velada bajo la mirada de Miguel de Unamuno, testigo de nuestro encuentro.

Más allá del afecto que pude imaginar y por encima de todas las previsiones, el salón de recepciones del Ayuntamiento no pudo acoger a todos los amigos que quisieron estar conmigo en el alumbramiento de mi último libro, como cierre de la trilogía unamuniana que inicié hace diez años.

No siempre el diccionario facilita la posibilidad de expresar con sus voces los sentimientos humanos. Ni la gramática permite articular con frases lógicas ciertas conmociones internas. Ni la ortografía autoriza expresar sobre la pantalla sensaciones profundas del espíritu, imposibles de concertar con el alfabeto disponible para ello.

Quisiera dar las gracias a todos los que ayer estuvisteis a mi lado compartiendo el feliz parto de mi libro. Desearía agradecer el consuelo que me brindasteis ante la despedida del hijo literario que ya os pertenece. Y me gustaría expresaros lo que el vocabulario no me permite, porque mi sentimiento de gratitud va más allá de las palabras.

Permitidme, pues, que os abrace en silencio, dejando a nuestros corazones compartir sus latidos, hermanados en diástoles de sincero afecto a la amistad que nos une, imposible de agradecer con palabras.