Navegando por
Etiqueta: liberal

INDULTOS QUE NO MERECEN INDULTO

INDULTOS QUE NO MERECEN INDULTO

Captura de pantalla 2014-07-12 a la(s) 09.31.40

El indulto en España es medida de gracia excepcional que remite total o parcialmente las penas a los condenados en sentencia firma, siendo otorgada por el rey a propuesta del ministro de Justicia, previa deliberación del Consejo de Ministros, que se remonta a Ley de 1870 y consolida en 1988.

Hasta aquí, la parte visible del iceberg, porque la zona oculta revela que no se trata de una medida excepcional que suceda en contadas y justificadas ocasiones, sino de una norma de conducta de todos los gobiernos, abusiva y arbitraria, empleada en muchas ocasiones para anular condenas judiciales a miembros del partido gobernante o a relevantes personajes sociales, que nada tienen que ver con las razones humanitarias y rehabilitadoras que pide la ley, porque el indulto no necesita justificación ni consulta al tribunal que condenó.

De esta forma, a propuesta de sus ministros de Justicia, Suárez concedió 410 indultos; Calvo Sotelo 878; Felipe González 5.944, incluido el golpista Armada; Aznar 5.948, con los galeros reservados Barrionuevo y Vera; Zapatero 3378, con el bancolero Sáenz a la cabeza. Y, junto a ellos, cientos de traficantes de drogas, conductores suicidas y mossos torturadores, indultados por Rajoy, denunciando doscientos jueces los indultos en un manifiesto que firmaron contra “una decisión política indigna que supone un atentado contra la independencia de la justicia, impropia de un sistema democrático de derecho”, a la espera de lo que suceda con el delincuente Fabra que lleva años riéndose de la justicia y del pueblo.

Las cifras anteriores ponen de manifiesto una alegría indultadora, necesitada de inmediata rectificación legal para que los jueces que sentencien se pronuncien sobre los indultos previstos, el gobierno de turno dé explicaciones al pueblo y los ciudadanos muestren su grado de aceptación o rechazo a tal medida de gracia, para cortar de raíz ese apéndice del pulpo político cuyos tentáculos llegan a todos los rincones institucionales.

DUDOSO HOMENAJE

DUDOSO HOMENAJE

Captura de pantalla 2013-01-01 a las 08.28.26

Por primera vez en muchos años, desde que el “malagueño” alcalde socialista de la ciudad institucionalizó el homenaje a Unamuno ante la obra de Pablo Serrano, ayer he faltado al recuerdo que se brinda cada 31 de diciembre a Unamuno frente a la casona de Bordadores, en el aniversario de su muerte.

Mi ausencia al acto fue percibida por varios amigos presentes en el mismo, algunos de los cuales se limitaron a «ponerme falta», otros expresaron su extrañeza y los más próximos me pidieron amable explicación que dejo en esta bitácora, tras ofrecérsela personalmente a mis queridos Miguel, Salomé, Pablo, Miguel y Quique, envuelta en un abrazo, junto al nicho de su abuelo y bisabuelo.

Porque, eso sí, acudí como cada año, junto a mi querido Agustín al sentido y humilde homenaje que la Asociación Memoria y Justicia hizo a don Miguel en el cementerio, escuchando las palabras del amigo Daniel y el agradecimiento de Pablo a los que allí estuvimos. Pero de regreso a la ciudad, fui bordeando con Agustín el entorno de las Úrsulas, como rechazo al homenaje que un antiliberal ofrecía al mayor liberal del finisecular siglo XIX y primer tercio del XX.

Mi alejamiento del lugar no me impidió oír retemblar los muros de la plazuela con las palabras pronunciadas por Unamuno como réplica al escritor antiliberal que pretendía homenajearle con una corona de laureles, recordándole el maestro lo que ya dijo al clérigo Félix Sardá y Salvany, cuando en 1884 denunció el pecado del liberalismo.

La crítica que el tradicionalista y conservador señor Prada, hizo al liberalismo el 18 de abril de 2008, compartiendo llamar “niebla ponzoñosa” a la ideología patrocinada por Unamuno, y condenando la libertad, la ciencia y la democracia a galeras, me ha impedido asistir al esperpento de ver a un baracaldés antiliberal homenajeando a un bilbaíno liberalote de cuerpo entero, orgullo de los demócratas.

Decepcionante fin de fiesta para clausurar el año dedicado al pensador vasco-salmantino.

CRÍTICOS SOCIALISTAS

CRÍTICOS SOCIALISTAS

Con alentadora esperanza recibí la noticia de la conferencia política alternativa a la dirección federal del PSOE que se ha reunido este fin de semana en el colegio mayor San Juan Evangelista, para buscar una salida al enrosque de este Partido, tan partido. Pero los resultados de la misma han incrementado mi decepción y desesperanza en un futuro progresista, liberal, solidario y comprometido con la redención social que estamos necesitando.

Somos muchos los decepcionados por el centrismo en que ha desembocado el socialismo español, echando de menos el giro a la izquierda que proponen los críticos patrocinadores del relevo a los megaterios dormidos en colchones ideológicos, más próximos a la derecha que a una izquierda comprometida con los valores que dice representar.

Pero nos decepciona oír a los críticos que pidan internamente para el Partido aquello que nos niegan a los ciudadanos, porque nosotros también queremos elecciones generales con listas abiertas para elegir a nuestros representantes, como ellos demandan en la elección del secretario general.

Igualmente, también los ciudadanos deseamos que los políticos se vuelvan a casa después de dos mandatos, como los críticos demandan a sus dirigentes internos, ahora ocupados en fotografiar las andanzas de los “alternativos”, para ver si alguno se ha movido demasiado y sale borroso en la foto.

Los ciudadanos también queremos democratizar las Instituciones y los comportamientos; esperamos que el partido de la honradez, demuestre de una vez que es honrado; que la igualdad de oportunidades tome cuerpo en gestión política; que la competencia no se mida por el tiempo que el carnet del partido ha permanecido en la boca de los aspirantes; y que los valores tradicionales de la izquierda salgan del museo de tiempo y se den un paseo por la sociedad para limpiar la insolidaridad, el abuso, la explotación, el nepotismo, la incompetencia, el cinismo y la corrupción que campa por sus respetos.

Pero no vemos que se tengan en cuenta nuestras propuestas, y esto nos preocupa porque urge el tiempo del cambio si no queremos que los valores tradicionales de la izquierda se vean suplantados por un feroz capitalismo financiero que ya ha comenzado a cavar fosas en las avenidas de las ciudades y  callejas de los pueblos.

Queremos políticas reales que nos proporcionen el bienestar que merecemos. Políticas para el siglo XXI llevadas a cabo por quienes merecen llevar un bastón de mano en la mano. Queremos participar en las decisiones que afectan nuestro futuro, más allá del día electoral. Queremos, en definitiva, que nos gobiernen políticos veraces que, lejos de crearnos problemas, nos los resuelvan.