Navegando por
Etiqueta: Guardia Civil

TÚ SÍ QUE ERES MANDANGAS

TÚ SÍ QUE ERES MANDANGAS

Punica-terrenos-huerfanos-Guardia-Civil_MDSVID20150826_0047_17

Mandangas y mangante es el majara Marjariza, y no la Asociación Pro-Huérfanos de la Guardia Civil ni su presidente, a quien el concejal de Hacienda de Valdemoro, José Javier Hernández, calificó de “mandangas” por la negativa del benemérito al pelotazo púnico, advirtiendo el mandango que podría liquidarlo con este persuasivo argumento: “Lo remato. Pum, pum, pum. Nos reímos un rato y fuera”.

Si el colmo de la codicia es robarle un caramelo a un huérfano, lo que pretendían hacer estos pernales iba más allá del hurto y el engaño, afectando directamente a la esencia más íntima de la condición humana, igualándolos a los endriagos más esperpénticos que imaginarse pueda.

Ya no es vergüenza, ni asco, ni vómito, ni repugnancia lo que produce esto, sino estímulo de violencia personal contra esta pandilla de cuatreros que pretendieron ensuciar el honor y la honra de un Cuerpo de seguridad que ha protegido y cobijado durante 170 años los indefensos cuerpos y almas de niños y jóvenes que fueron abandonados al pairo de la vida por capricho indeseable de la parca.

Una Asociación mantenida por las cuotas solidarias de los guardias civiles, con honrada historia al servicio de los huérfanos del Cuerpo no merece ser tratada con el desprecio que estos detestables rateros lo han hecho, amparados en la hendionda impunidad que los protege, como acredita su descarado atrevimiento mostrado en sus comportamientos, denigrantes para la raza humana y la vida política española.

Hasta donde han llegado estos depredadores sin escrúpulos no alcanza mi prudencia ni mi templanza habitual, porque han herido con su actitud una fibra íntima de mi vida personal, que guardo como una reliquia en el santuario de mis recuerdos, sin permitir que nadie la insulte ni salpique con la baba de sus inmorales ronquidos.

Pido a quien corresponda que retire del Ayuntamiento Valdemoro el tricornio de la Guardia Civil y la imagen de su patrona la Virgen del Pilar, mientras el despacho huela a la podredumbre dejada por el alcalde de la localidad cómplice del majara, porque la sensibilidad colectiva de los miembros del Cuerpo no puede aguantar semejante cinismo, ni el benemérito cuerpo merece tal vilipendio.

PATRONAZGOS CONFESIONALES

PATRONAZGOS CONFESIONALES

Santos

Llama la atención que los gremios profesionales, agrupaciones sociales y colectivos ciudadanos de un Estado constitucionalmente aconfesional, tengan santos patrones, Vírgenes patronales o Cristos apadrinadores que los protejan con escasa protección, propuestos en el calendario litúrgico-laboral por la iglesia católica.

Esto es algo que tiene mucho que ver con la España de sacristía, porque no hay grupo que se precie que no tenga su santo patrón, desde las jóvenes casaderas que solicitan la ayuda a San Antonio de Padua y Santa Catalina de Alejandría hasta los carpinteros protegidos por San José, pasando por abogados, médicos, artistas, economistas, policías, ingenieros, labradores, dentistas, maestros, ópticos, tejedores, toreros y transportistas, hasta los políticos están bajo la protección de Tomás Moro, el santo que más trabaja en el cielo.

Por mucho que sorprenda, también tienen su patrón los moteros, esclavos, cerrajeros, divorciados, loteros, enfermos, inmigrantes, cofrades, pastores, sastres, melancólicos, radioaficionados, tintoreros y militares. Sobre todos ellos los militares, que no se conforman con tener un solo patrón para todos ellos, sino que cada ejército, agrupación y arma tiene su protector.

Así, san Juan Bosco es patrón del Cuerpo de Especialistas del Ejército de Tierra; la Virgen del Buen Consejo, patrona del Cuerpo Militar de Intervención; San Juan Nepomuceno, patrón de la Infantería de Marina, san Fernando, patrón de los Ingenieros; san Juan Bautista, patrón de la Guardia Real; la Virgen del Perpetuo Socorro, patrona del Cuerpo Militar de Sanidad; la Virgen del Carmen, patrona de la Armada; Santiago Apóstol, patrón del Cuerpo General de Caballería del Ejército de Tierra; la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil; santa Teresa, patrona del Cuerpo de Intendencia del Ejército de Tierra; santa Cecilia, patrona del Cuerpo de Músicas Militares; santa Bárbara, patrona del Cuerpo General de Artillería; la Inmaculada Concepción, patrona de Infantería; la Virgen de Loreto, patrona del Ejército del Aire.

PRIMERO DE MAYO

PRIMERO DE MAYO

300px-Quarto_Stato

Si los obreros americanos no hubieran hecho huelga el 1 de mayo de 1886 pidiendo la jornada laboral de ocho horas que dio lugar a los “mártires de Chicago”, el Día Internacional de los Trabajadores tendría otra fecha diferente a la que hoy los congrega pidiendo de nuevo la jornada laboral de ocho horas, porque esta se alarga hoy más allá de ese tiempo y las condiciones de explotación no han variado para muchos trabajadores, después de 118 años.

Las primeras celebraciones de la fiesta del trabajo en España, despertaban inquietud en la población y temores en las autoridades que acuartelaban las tropas y distribuían patrullas de la Guardia Civil por todas las ciudades, hasta que comprobaron el pacifismo que guiaba las manifestaciones, consignas y pancartas, aunque la prensa integrista siguiera predicando la apocalipsis.

En las antiguas fiestas del trabajo había discursos de líderes obreros, repartos de premios a los aprendices, lecturas de poemas, funciones de teatro y meriendas camperas por la tarde, después de la manifestación matinal con posterior entrega a los gobernadores civiles de un escrito que contenía las reivindicaciones de los trabajadores, para ser transmitidas al Gobierno central.

Hoy han retornado algunas condiciones laborales al punto de partida de la lucha obrera, la patronal estira el cuello, los “liberados” ondean las banderas, sobran sindicalistos, se autorizan pancartas y altavoces para que todo siga igual, algún líder lleva veinte años subiéndose a la tribuna sin atreverse a dar un puñetazo encima del pesebre andaluz que lo sostiene y los seis millones de parados caminan diseminados, ignorando que si se unieran serían la mayor fuerza política y social del país.

DIEZ REFLEXIONES EN MEDIO DE LA RESACA

DIEZ REFLEXIONES EN MEDIO DE LA RESACA

– Algo debe tener el 20 de noviembre para convertirse en fecha inolvidable de «hunos » y «hotros». Los primeros recordarán siempre su mayor fracaso electoral; y los segundos, la muerte ese mismo día de sus dos líderes más importantes del siglo XX.

– Felipe abandonó la Secretaría General del partido en junio de 1997 tras el fracaso electoral. Joaquín Almunia dimitió en el 2000 al obtener el PP la mayoría absoluta. En cambio, Rubalcaba pide un congreso sin despedirse, ¿con la pretensión de ser investido secretario general por el mismo dedo que le designó candidato?.

– Cuesta creer que el PP vaya a gobernar para todos los españoles como dice su presidente, dé las mismas oportunidades a todos los españoles y permita que se difunda información veraz y objetiva a todos los españoles, desde los medios de comunicación pagados por todos los españoles.

– Tal vez, los “hotros” no sean tan tontos, tan malos y tan inútiles, como pregonan algunos sectarios militantes de los “hunos”, que desdeñan la autocrítica interna pensando que la culpa está en la acera de enfrente o en la crisis.

– Pedir que a partir de ahora todos los partidos vayan juntos de la mano apoyando las gestiones del gobierno, es una insolencia por parte de quien se ha pasado ocho años poniendo palos en la rueda del gobierno.

– El intrahistórico cesarismo de los “hunos” ha llevado a los “brutos” del pueblo a retirar de la peana, una vez más, al santo que veneraban únicamente los incondicionales palmeros de su partido.

– Echando un vistazo a la historia más inmediata del país, hay que ser muy ingenuo para creerse que poniendo el bastón de mando en manos de los “hotros” van a fortalecerse los valores democráticos, en Estado docente y la sanidad pública.

– Criticar durante muchos años a los del “hotro” bando por el inmovilismo de sus militantes en sillones y coches oficiales, no es actitud que favorezca el voto cuando se reproducen los mismos comportamientos que se han criticado.

– Perder 4.300.000 votos en las elecciones exige una inmediata catarsis interna y la sustitución fulminante de los líderes que han dirigido el timón de la nave hacia un naufragio electoral de tales dimensiones.

– A primera hora de la mañana, en cuanto abran los comercios, iré a comprarme un buen cinturón de cuero con hebillas de frustración para ajustarme los pantalones, en previsión de los ajustes que se avecinan.