Navegando por
Etiqueta: ERE

BRIBONES

BRIBONES

Se disputan los primeros partidos del colorín político el liderazgo en la corrupción, debatiendo entre ellos con dialéctica barata de mercadillo, sobre quien merece el segundo puesto en el ranking nacional, como si tal posición fuera un eximente que indultara de los graves delitos cometidos por los protagonistas de los EREs. y la GURTEL.

Piden los correligionarios de uno y otro bando que todos guardemos silencio hasta que un tribunal superior diga la última palabra, argumentando uno de ellos que se trata de “ranas” sueltas en batraciolandia, y el otro que los condenados no han metido la mano en la caja, sin aceptar ninguno de los dos que los implicados por ambas partes son unos bribones que han hecho del servicio público bellaquería y picardía, profesionalizando la briba en despachos institucionales.

Granujas que se han dedicado a expoliar lo nuestro en horario continuo y sin desmayo, exhibiendo en la plaza pública su descaro. Personajes carentes de honra y vergüenza; falsos, con viciosas costumbres y amañadas mañas, gracias a los cuales tenemos el privilegio de ser uno de los países más corruptos de Europa. Insolidarios, astutos y taimados, merecedores de llevar al cuello un sambenito con la más satírica letrilla quevediana.

Es larga la miserable lista de tales depredadores, protagonistas de la más negra novela de todas las novelas negras. Bribones aficionados al trapicheo o la mangancia, bien amarrados a sillones oficiales, sabiendo que en España sale muy barato multimillonizarse ilegalmente o hacer de la función pública cortijo propio con oficina de colocación incluida para familiares y amigos, y ventanilla de pago a cambio de votos.

En este gremio de tunantes sin escrúpulos la ética tiene el mismo valor que una señal de tráfico en el desierto, perteneciendo a tan despreciable club una fauna carroñera de distinto pelaje ideológico, profesional y político, donde conviven católicos de pantomima, con agnósticos de pasarela; financieros ocasionales, con taberneros oportunistas; golfos disfrazados de ediles, con gañanes venidos a constructores; y funcionarios disfuncionales, con testaferros expatriados en la nada metafísica.

El uniforme exigido para ser aceptado en esta secta de polítiqueros es muy simple porque se reduce a unos guantes blancos y cuello tan duro como su cara, para esconderla cuando alguien les señale con el dedo. Depredadores y cortijeros, su código moral de comportamiento se reduce a dos palabras: ¡¡a forrarnos!!; o a cuatro: ¡¡el cortijo es nuestro!!

GRANUJAS Y CORRUPCIÓN

GRANUJAS Y CORRUPCIÓN

321views

No sé el tiempo que va a durar la desconfianza ciudadana en los dirigentes políticos, sociales y económicos, pero desde que uso la razón percibo que vamos como la ratita del cuento, de sobresalto en sobresalto y de susto en susto, por culpa de los granujas que han metido descaradamente la mano en la hucha común, en los fondos bancarios y en los planes urbanísticos para recalificar sus propias cuentas corrientes.

Estos haraganes se han dado a la briba en horario continuo y sin desmayo, exhibiendo en la plaza pública su pícara holgazanería. Personajes ruines, carentes de honra y vergüenza; avarientos, falsos, con viciosas costumbres y amañadas mañas. Rateros insolidarios, astutos, taimados y mezquinos, dignos merecedores de llevar al cuello un sambenito con la más satírica letrilla quevediana.

Es larga la miserable historia de tales depredadores, consumada con prevaricaciones, cohechos, malversaciones, apropiaciones indebidas, falsedades documentales, tráficos de influencias, blanqueos de capitales y delitos fiscales, desde los antiguos tiempos de Matesa, pasando por Fidecaya, Rumasa, KIO, fondos reservados, Ibercorp, Afinsa, Fórum Filatélico, Gescartera, Naseiro, Filesa,…

Pero en los últimos años se han mejorado a sí mismos con actuaciones perversas que emulan los argumentos más negros de la más negra novela de todas las novelas negras. Presuntos pelotazos en la Rioja; dinero turbio en Oropesa; EREs falsos en Andalucía; supuesta prevaricación en Cieza; concejala detenida en Canarias; problemas de gestión urbanística y de limpieza, en Orihuela; pelotazo urbanístico marbellí; Palma Arena en Baleares; Palau de la Música en Cataluña; y por último, la traca final del caso Gürtel, que amenaza con quedarse en la nada.

Así están las cosas y no creo que mejoren mucho porque quienes podrían enderezarlas son los más interesados en mantenerlas torcidas, para seguir trapicheando con su dignidad a cambio de un abultado puñado de euros. Para acabar con el fraude y la corrupción hay que  querer terminar con ella, así de simple. Pero hay pocas ganas de hacerlo, por aquello de la pescadilla que se muerde la cola.

Para este gremio de cuatreros sin escrúpulos la ética tiene el mismo valor que una señal de tráfico en el desierto. Pertenece a tan despreciable club una fauna carroñera de distinto pelaje ideológico, profesional y político, donde conviven católicos de pantomima, con agnósticos de pasarela; financieros ocasionales, con taberneros oportunistas; golfos disfrazados de ediles, con gañanes venidos a constructores; y funcionarios disfuncionales, con testaferros expatriados de la nada metafísica. El uniforme exigido para ser aceptado en esta secta de granujas es muy simple porque se reduce a unos guantes blancos y cuello tan duro como su cara, para esconderla cuando alguien les señale con el dedo.

Pero no es extraño que haya tanto mangoneo, mangancia y mangantes sueltos bien amarrados a los sillones de la democracia porque en España sale muy barato multimillonizarse ilegalmente. Ahí tienes los casos de Condenesto, ya de paseo por la Salceda luciendo la misma sonrisa burlesca que exhibió ante nuestros representantes en la comisión parlamentaria; o el intelectual Mortaroldán que se quedó calvo de frotarse billetes en la cabeza ante jueces y fiscales, hoy liberado y con el dinero en el fardel; o el Kiorrosa que puso un pie en cada torre haciendo un arco del triunfo por donde ha pasado la justicia entre una lluvia de confetis hechos con documentos falsos, mientras él disfruta sonriente los beneficios de su apropiación indebida.

E.R.E. SOCIALISTA

E.R.E. SOCIALISTA

Pues sí, la empresa socialista está pasando por una grave crisis de credibilidad ciudadana y se encuentra preparando su segundo ERE en pocos meses, cuando aún no se ha recuperado del expediente de regulación de empleo a que fue sometida el 22 de marzo por las urnas.

Momento difícil que ha obligado a muchos militantes acomodados durante años en poltronas oficiales, a buscar finalmente un oficio que les obligue a trabajar y rendir cuentas al patrón de sus actos, sin la impunidad que hasta ahora ha protegido sus acciones.

Lo curioso de la situación es que tampoco en este caso va a ser la empresa quien despida a sus empleados, sino la patronal ciudadana que democráticamente decidirá extinguir las relaciones laborales de esos ¿trabajadores? con la compañía, privándoles de poder, sueldos, dietas y privilegios, sin darles explicación alguna.

Al contrario que cualquier despido, éste no se debe a causas económicas ya que la empresa tiene la solvencia del Estado. Tampoco debemos buscar su origen en causas técnicas, pues los engranajes del poder están bien engrasados. Ni en razones organizativas, porque la estructura interna se ha mantenido intacta durante más de cien años. Ni siquiera el descenso de producción justifica el ERE, ya que la empresa ha sustentado un ritmo creciente de exportación de productos ideológicos.

El origen del segundo expediente de regulación de empleo que se avecina, es debido a que los miembros del consejo de administración han perdido la llave de la transparente caja mágica receptora de papeletas, donde los ciudadanos expresan libre y voluntariamente su voluntad de casarse con quien les ofrece más seguridad y confianza, aunque no siempre acierten en el cambio, como puede suceder el 20-N, pues el nuevo pretendiente que tiene seducidos a los enamorados votantes, también les pondrá cuernos en la primera escaramuza, porque el cambio de collar no hace diferentes a los perros.

Las consecuencias del ERE ya sufrido el 22-M en la empresa socialista, se hará presente con toda su crudeza durante las próximas semanas por los rincones de Ferraz, donde las maniobras internas de los defenestrados en marzo por ocupar primeros puestos en las listas del 20-N, irán acompañadas de largas noches de cuchillos largos en el Comité Federal, porque no hay sitio para todos los que se niegan a retomar sus oficios de origen o hacer cola en las oficinas del Servicio Público de Empleo. Saborear el poder crea adicción y el destete es duro cuando se lleva años mamando de la ubre.