Navegando por
Etiqueta: Caribe

CUBA EN EL CORAZÓN

CUBA EN EL CORAZÓN

540px-Cuba.Habana.Malecon.01

Tras dieciocho meses intercambiando de prisioneros con Raúl y negociando en secreto con el Vaticano y Canadá como intermediarios, Obama ha cumplido la promesa electoral de tender la mano a Cuba, reconociendo que a los gobiernos americanos se les fue la mano con el bloqueo a la maltratada isla, desde que esta se negó a ser zona de recreo y orgías para capitalistas americanos.

Tras el apretón de manos de Obama con Castro en el sudafricano funeral por Mandela, llegó la liberación de Alan Gross que abrió las puertas al entendimiento entre ambos países solicitado en cartas personales que Francisco envío desde Roma a Obama y Raúl, pidiendo la normalización de relaciones entre Cuba y EEUU, algo que se hizo posible el martes 17 de diciembre, cuando el papa bueno celebraba su setenta y ocho cumpleaños.

Nunca he sabido el origen de mi afecto duradero a la isla caribeña y a los cubanos, sin haber pisado el Malecón habanero, ni haber hecho guardias en el Castillo del Morro, ni saludado a José Martí en la Plaza de la Revolución, ni degustado un mojito en la Bodeguita del Medio, ni haberme sentado en la calle a conversar con los vecinos viendo pasar el tiempo a ritmo de habanera.

Por eso, cada vez que hago dueto en soledad con el desaparecido Carlos Cano o mi entrañable Pasión Vega, cantando las Habaneras de Cádiz, se me entrecorta la voz y enmudece el sentimiento, por el apasionado afecto que me provoca la isla hermana, abandonada a su suerte durante décadas por el país del dólar y la indiferencia.

Inexplicable temblor del alma sin justificación para la ciencia porque los sacudimientos internos escapan a toda lógica, por mucho que los manuales se esfuercen en conseguirlo, los exiliados cubanos anticastristas se empeñen en disuadirme y los publicistas denuncien la falta de libertades y derechos ciudadanos en la república insular.

Llevo a Cuba en bandolera cruzada sobre el corazón, pregonando mi deseo de abrazar esa tierra hermana que sufre y sonríe; que nada pide a sus vecinos y todo lo da por la liberación de la miseria africana. Un brazo de tierra que quiero estrechar entre mis brazos para hermanarme bajo el cielo del pico Turquino con su lucha por la supervivencia, teniendo por testigo las aguas cálidas del Caribe.

Hoy grita mi corazón vivas al fraternal pueblo cubano y en cada palpitación la sangre se hace solidaria en juramento de perpetua identidad con esta tierra injustamente castigada por el destino que no merece.

VISTÁMONOS DE COLOR NARANJA

VISTÁMONOS DE COLOR NARANJA

328views

LasHermanasMirabal2--647x231

Cuando el dictador Trujillo se hizo en 1930 con el poder absoluto de la vida y hacienda de los dominicanos, las hermanas Mirabal se opusieron al tirano sin saber las tres “mariposas” que terminarían apaleadas a garrotazos y ahorcadas con pañuelos, el 25 de noviembre de 1960, por sicarios del generalísimo al mando del vesánico sargento De la Rosa, que pretendió ocultar el asesinato introduciendo los cadáveres de Minerva, Patria y María Teresa en un coche arrojado al acantilado, para simular un accidente de tráfico.

Este fue el injusto, deplorable, macabro y triste final de las tres mujeres, tras sufrir previamente varios encarcelamientos, violaciones y torturas por parte del Trujillo y sus cómplices, al negarse la bella Minerva a complacer los reiterados deseos sexuales del salvaje torturador.

En honor a las hermanas Mirabal, las mujeres reunidas en Bogotá durante el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en 1981, acordaron que el día de la masacre fuera conmemorado en todos los países, ratificando este deseo la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 1999. 

Por eso, celebramos hoy el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Por eso, el Secretario General de ÚNETE propone que llevemos alguna prenda de color naranja desde hoy hasta el 10 de diciembre en que celebraremos el Día de los Derechos Humanos, para recordar que la violencia contra la mujer viola esos derechos.

Por eso, es momento de erradicar la discriminación que sufre la mujer en leyes, trabajo y salarios, impidiendo su desarrollo, sabiendo que el 70 % de ellas sufre violencia alguna vez en la vida.

Por eso, esta bitácora se viste hoy de color naranja.

ARGUMENTOS PERVERSOS

ARGUMENTOS PERVERSOS

b

Las razones esgrimidas por algunos dirigentes políticos y financieros, recuerdan los perversos argumentos utilizados por los esquilmadores españoles de los siglos XVI y XVII que invadieron el nuevo continente, justificando la rapiña de tesoros, los cristazos convertidores de infieles y el exterminio de rebeldes, con palabras que hoy ofenden al sentido común.

En aquellos tiempos se justificaba el suicidio de los indios en las islas del Caribe diciendo que eran holgazanes y se negaban a trabajar. Hoy los suicidios por desahucios se atribuyen a la poca cabeza de los que se ahorcan, mientras el expresidente de la patronal decía que estamos como estamos porque se trabaja poco y se cobra mucho.

En aquellos tiempos los virreyes atribuían a Satán y a la estupidez, que los indios creyeran en sus sueños y pretendieran hacerlos realidad. Hoy Marina del Corral, la secretaria general de Inmigración y Emigración, afirma que los jóvenes licenciados y doctores emigran al extranjero, llevados por “el impulso aventurero de la juventud”.

En aquellos tiempos se informaba desde el territorio conquistado a la corte española, que los rebeldes eran pocos y todos estaban conformes con la explotación, los castigos y las conversiones, porque la mayoría de ellos permanecía resignado en sus chozas. Hoy el presidente del Gobierno dice que la mayoría silenciosa está de acuerdo con los recortes porque se queda en casa y no acude a las manifestaciones.

En tiempo de los esquilmadores se decía que los indios eran incapaces de dominar sus instintos porque comían cuando tenían hambre y no cuando era la hora de comer. Los recortadores de hoy recriminan a los parados que no quieran trabajar y prefieren vivir de las prestaciones por desempleo para satisfacer su primitivo instinto de comer.

En tiempos de los profetas redentores, estos justificaban que los indios adoraran la naturaleza y la tuvieran por madre sagrada, porque eran idólatras. Hoy el ministro de Justicia atribuye las huelgas judiciales a la ambición económica de los jueces y no a su celo por mejorar la profesión que adoran.

En tiempos de los saqueadores se justificaba la desnudez de los indios porque eran salvajes que no tenían vergüenza. Hoy las mareas blancas y verdes de médicos y profesores son descalificadas, porque se trata de rojos sinvergüenzas que salen a la calle sin motivos, en vez de estar en los consultorios, aulas y quirófanos.