Navegando por
Etiqueta: Bush

MENTIRAS ASESINAS

MENTIRAS ASESINAS

Las guerras se promueven mintiendo al pueblo y se ganan matando al enemigo de los poderosos, sean éstos mercaderes de la miseria, explotadores de territorios, líderes ideológicos o avaros del poder.

Claras maniobras publicitarias para justificar lo injustificable y operaciones de marketing al servicio de intereses  espurios muy concretos que sólo benefician a quienes se quedan en los despachos, mientras envían a los vecinos al matadero.

Recordad que el presidente Johnson ordenó la invasión de Vietnam en 1964 alegando que los vietnamitas habían atacado dos buques americanos en la bahía de Tonkin. Con esta invasión, don Lyndon alcanzó una popularidad jamás soñada, siendo aclamado por todo el pueblo norteamericano. Pues bien, cuando ya los miles muertos por ambas partes no podían resucitar, su ministro de Defensa McNamara confesó que el ataque pretextado en el golfo de Tonkin no había existido.

Más cerca de nosotros, hemos visto en el año 2003 que el presidente Bush justificó la invasión de Irak denunciando que el país tenía las armas de destrucción masiva más letales que jamás se inventaron, consiguiendo igualmente ser aclamado por todo el país, a excepción de los demócratas. Sabemos hoy que tales armas jamás existieron y que el reguero de muertos y sangre aún nos está salpicando a todos.

HACIENDO MEMORIA

HACIENDO MEMORIA

Mucho se ha criticado el nazismo y se ha despreciado a los líderes nazis que llevaron a la raza humana a la mayor barbarie de la historia. Pero son pocos los que recuerdan a sus cómplices, sin los cuales no hubieran sido posibles los asesinatos, bombardeos, cañonazos y matanzas que se llevaron a cabo en los campos nazis de exterminio. Por eso, es necesario recordar que:

La Iglesia católica estuvo al lado de los tres dictadores europeos.

Westinghouse y General Electric multiplicaron sus inversiones y beneficios.

Suiza abrió fronteras al oro robado por Hitler y las cerró a los deportados.

Hugo Boss se encargó de vestir a buen precio a todo el ejército alemán.

El presidente de IBM fue condecorado por ayudar a identificar judíos.

El Deutsche Bank financió la construcción del campo de Auschwitz.

Joe Kennedy, Prescott Bush y Fritz Thyssen colaboraron con Hitler.

Los aviones de Hitler volaban con el combustible de Standard Oil.

Los soldados nazis se desplazaban en vehículos Ford.

Finalmente, el consorcio IGFarben que luego fue Bayer, Basf y Hoechst, usó a los prisioneros de los campos de concentración como cobayas y mano de obra gratis, obligándoles a producir en sus fábricas el gas que iba a liquidarlos.

ALARMAS LUCRATIVAS

ALARMAS LUCRATIVAS

¿Alguien recuerda  los temblores del mundo ante una posible pandemia producida por la gripe aviar detectada en Vietnam hace once años que apenas ha llegado hoy a las cien víctimas mortales?

Llegó la alarma y como vino, se fue, una vez que los promotores de la idea hicieron caja, porque no hemos olvidado que el Tamiflu, tan recomendado por Bush para hacer la guerra preventiva al virus,  multiplicó el capital de su Secretario de Defensa Donald Rumsfeld, máximo accionista de la empresa que lo vendió a Roche.

Podíamos decir algo parecido de la encefalopatía espongiforme bovina, o de la mortal gripe A,  que obligó a construir almacenes especiales donde guardar millones de vacunas requeridas por un irracional pánico colectivo, terminando muchas de ellas en el estercolero.

Enfermedades que llegan, alarman a los ciudadanos, enriquecen a unos cuantos y desaparecen sin dejar rastro de su paradero.

Negocio del temor que reserva sus acciones bursátiles a privilegiados estafadores que llenan sus repletas arcas hasta rebosar, comerciando con el miedo ajeno.

¿Cómo se explica que nuestro país fuera apartado en 1960 del comercio internacional de carne de cerdo por una interminable e inexistente peste porcina prácticamente erradicada en 1989, que prolongaron artificialmente en el tiempo los países competidores hasta el 6 de noviembre de 1995 en que el Comité Veterinario de la Unión Europea declaró libre de ella todo el territorio español?