Navegando por
Etiqueta: billetes

CAJEROS SAQUEADORES DE CAJAS

CAJEROS SAQUEADORES DE CAJAS

309views

Unknown

Los insultos y zarandeos recibidos ayer por el expresidente de Caja Madrid a la salida de los juzgados de Plaza de Castilla, obligan a recordar a todos sus compañeros de expolios, despilfarros y privilegios que esquilmaron las Cajas de Ahorros en connivencia con polítiqueros y sindicalistos, por mucho que estos pretendan pasar desapercibidos.

Cuando en 2008 se fue a pique la bolsa de Nueva York y saltaron por el aire las entidades financieras, los fondos económicos de las Cajas fueron los únicos que no sufrieron el efecto de la deflagración, ya que por entonces no había monedas en las huchas de las Cajas de Ahorro ni billetes en sus cajas blindadas porque los responsables de la gestión se habían llevado la pasta en indemnizaciones multimillonarias, extravagantes sueldos, jubilaciones ofensivas, mantecosos préstamos a los amiguetes y gratuitas concesiones sin retorno a partidos políticos que los sentaron en las presidencias.

No se recuerda saqueo de tales dimensiones en la historia de las Cajas de Ahorros desde que en 1834 se fundó la primera de ellas en Jerez de la Frontera, promulgándose al año siguiente una Real Orden estableciendo como objetivo de las Cajas recibir depósitos que devengarían intereses a corto plazo con miras a promover el espíritu de economía y trabajo. Así fue al comienzo, aunque el final haya sido tan diferente.

La situación a la que hemos llegado demuestra claramente que los “cajeros” que han regentado las Cajas han sido los mayores asaltantes de las mismas y sus más genuinos saqueadores, sin correr riesgo alguno, ni ser filmados por las cámaras de vigilancia, ni  denunciados por los empleados, ni hacer saltar las alarmas.

La conclusión es que solo un “ratero” ha pasado algunas horas en la cárcel, el juez que metió las narices en el asunto ha sido puesto en la picota, la lideresa de los desahuciados demonizada, los “preferentistas” apaleados, muchos ciudadanos embargados y todos los contribuyentes pagando la quiebra, mientras los estafadores se van de cacería, los defraudadores toman el sol en la cubierta de sus barcos y los políticos miran para otro lado con sus privilegios intocables, porque son cómplice del expolio.

Si todos estos personajillos de tres al cuarto que se han enriquecido impunemente cometiendo fechorías disfrazadas de legalidad, devolvieran todos lo que se han llevado, y los partidos políticos ingresaran en las cajas el dinero condonado, no sería necesario recortar nada y habría comida para todos los hambrientos, con postre incluido.

LA MANO DE RIPOFABRA

LA MANO DE RIPOFABRA

images-1

Con objeto de evitar sobresaltos que puedan dañar corazones alterados por la suerte que durante tantos años viene acompañando a Carlos Fabra con la lotería, advierto de una mastodóntica escultura de 24 metros de altura que se ha levantado en la rotonda de acceso al inoperante aeropuerto de Castellón, que en nada se parece a Fabra como dice su creador Juan Ripollés, aunque todos los mortales vean en ella la enorme cabeza del personaje y su aguileña nariz.

Aunque perdiera un ojo accidentalmente jugando de pequeño con unas tijeras, el señor Fabra nunca perdió el buen ojo para elegir bien los billetes de lotería, recortando con las malditas tijeras muchas serviles voluntades.

Este personaje, calificado por Rajoy como “ciudadano ejemplar”, se encuentra imputado por delitos de tráfico de influencias, cohecho y delito fiscal, lo cual no contradice la calificación del actual presidente del Gobierno, porque también entre los ciudadanos delincuentes existe ejemplaridad que otros imitan para realizar sus fechorías, pues no es lo mismo ser ciudadano ejemplar como especie animal, que ejemplo de ciudadano como paradigma de buen comportamiento social.

Pero lo inquietante del esperpento no es que se hayan pagado por la escultura más de 300.000 euros con la que nos está cayendo encima, ni que con ella se pretenda rendir tributo a un personaje encausado por la justicia. Lo verdaderamente turbador es que la obra tenga una mano abierta con la palma hacia arriba solicitando una ayuda como hacen los menesterosos cuando piden limosna.

CRISTINA

CRISTINA

309views

images

La imputación del secretario de las infantas reales, – casualmente “guardaeuros” de todo lo presuntamente mamoneado en el Instituto Nóos -, ha sido imputado por el juez Castro, dejando a la secretaria de Aizoon en difícil situación al ser la única no imputada de toda la cúpula dirigente de Nóos, organización con mucho, – pero que mucho -, ánimo de lucro.

Cristina no ha hecho honor a su nombre, porque es la variante femenina de Cristo, es decir, debía ser una seguidora incondicional del judío ungido por Dios que inspiró el Nuevo Testamento, basando su doctrina en principios morales limpios, honrados, y comprometidos, que la señora no ha cumplido ante los aplausos de grandes políticos y profesionales de la virtud que la han colmado de aplausos y bendiciones.

Pero a Cristina, llamarse así no la compromete con la verdad, porque nadie le preguntó su opinión en la pila bautismal, y viendo sus escasas facultades sensoriales ella hubiera preferido llamarse Lucía o Paquita de Sales, patrona de los ciegos la primera y de los sordomudos la segunda.

Así explicaríamos la protección que estas dos santas ejercen sobre Cristina evitando que Castro la llame a capítulo judicial, al considerarla ciega, porque nada vio; sorda porque nada oyó; muda, porque nada dijo; tonta por no distinguir folios de billetes, y analfabeta por firmar actas y recibos, como si fueran autógrafos a los aficionados al balonmano.

Inocente Cristina por no saber cómo llegaron a su bolsillo medio millón de euros de Aizoon; exculpada, por ignorar quién ingresaba miles de euros mensuales en su cuenta sin pisar la Caixa; y absuelta, por su deficiencia sensorial al no ver los millones de euros que su marido ponía en la mesita de noche, porque ella dormía al otro lado de la cama y de día no se ocupaba en limpiar el polvo de los muebles que había en el palacete, conseguido con la tarjeta de visita de su padre que el jugador exhibía en sus timos mercantiles.

TIPOS DE DINERO

TIPOS DE DINERO

Conviene no confundir “tipos de billetes” con “tipos de dinero”. Los primeros dan color y forma al papel moneda cuando éste sale de las planchas de impresión tintado con diferentes colores para facilitar su identificación. En cambio, los segundos pasan a cuentas corrientes a través de oscuros pasadizos hasta acabar entrando en casa por la gatera.

Llega este dinero hasta los millonarios sinvergüenzas a través del narcotráfico, contrabando de armas, corrupción, desfalcos, robos, fraude fiscal, crímenes, prostitución, malversación, extorsión, secuestro, trabajo ilegal, piratería y terrorismo.

Hay un “dinero negro”, muy negro, tan negro que se llama negro porque añade a su negación de color, la falta de honestidad. Se trata de dinero escondido, que se mantiene oculto, sin transparencia pública, opaco a toda mirada y fuera de control, en manos de sujetos defraudadores, insolidarios y tramposos.

Primo hermano del anterior, por parte de padre y madre, es el “dinero B”, tan familiar en las pequeñas transacciones mercantiles de menor cuantía, aunque a veces se le inflaman las glándulas estafadoríparas adquiriendo un tamaño impropio de su edad.

Peor es aún el “dinero narcótico” procedente de la amapola asiática, la kuka andina, el cannabis o la tía maría africana, pues añade a la condición negrera el sabor ácido del limón exprimido en una cuchara, el tabique nasal de platino o el librillo de papel de fumar.

Procede el «dinero rojo» de sangre derramada con armas clandestinas en detestables guerras, condenadas masacres y despreciables crímenes provocados por sicarios y matarifes sin escrúpulos ni conciencia.

El «dinero sucio» llega a los bolsillos de los barrenderos políticos por vía de la corrupción, malversación o robo descarado de quienes meten impunemente la mano en la caja común.

No se llama “dinero lavado” al que ha pasado por la lavandería, sino al procedente de las administraciones que tiene la Lotería y Apuestas del Estado en Castellón de la Plana y otras ciudades  tan generosas con los afortunados dirigentes políticos locales.