Navegando por
Etiqueta: afiliados

AUTOCRACIA PARTIDISTA

AUTOCRACIA PARTIDISTA

images-copia

La partitocracia consagra el poder absoluto de los líderes políticos, pervirtiendo la democracia al convertir su voluntad en ley suprema que rige los designios de la organización que gobiernan, en la que sus militantes quedan para pegar carteles, buzonear programas, vigilar mesas electorales, sostener pancartas y gritar consignas en las manifestaciones.

Pero son los propios afiliados quienes promueven y consolidan el autoritarismo dentro de los partidos, cumpliendo mandatos contrarios a su conciencia, canonizando políticamente a sus líderes y anulando la voluntad propia, autoimponiéndose como norte de militancia la obediencia ciega a los jefes para mantenerse en la fotografía o salir en futuros carteles electorales. Mínimo ideario y máximo anhelo que consolida el poder absoluto de los grandes cortijeros del partido y su infalibilidad.

Esta identificación de poder, autoridad y dominio con posesión de la verdad absoluta, excluye toda discusión y alienta la sumisión incondicional de los subordinados a la voluntad patriarcal de los rectores, acallándose con sanciones y defenestraciones las tímidas voces divergentes, entre el silencio resignado de la mayoría que sigue la voz de sus amos.

Es la partitocracia responsable de la disciplina de voto y motivo del encumbramiento y ascenso de los déspotas a los altares partidistas, al ser estos quienes designan en bloque compacto a sus representantes para ser elegidos en pack indiviso por los votantes, en una democracia representativa, no del pueblo y los ciudadanos, sino de los partidos.

Una vez ocupada la peana por los mandamases, sólo tienen cabida las reverencias de los fieles y las genuflexiones de los devotos, pues los santos patronos otorgan favores a quienes se les antoja en función del fervor demostrado por los suplicantes en sus oraciones, sus golpes arrepentidos sobre el pecho, los propósitos de enmienda y las promesas de lealtad hechas por los demandantes al pedir sus favores.

Pero no todo puede ser controlado siempre por los capataces, circunstancia que les desconcierta e irrita sobremanera, cuando se impone a sus deseos la voluntad de personas independientes, alarmando a los sorprendidos reyezuelos de que los emancipados de servidumbres no sigan sus órdenes y se alejen del principio físico de inercia política, cuando la lógica personal delata los sofismas y la ética individual rechaza imposiciones inaceptables, por muy serios, ceremoniales, solemnes y teatrales que se pongan en la tribuna los usurpadores.

HITLER, FÜHRER

HITLER, FÜHRER

Unknown

Las veraniegas calenturas nazistas de ciertos alevines tatuados con gamadas cruces en la piel y símbolos en la solapa representando una barbarie que se llevó por delante a media Europa, da pie a decir que con esas cosas no se juega y a recordar que hoy hace 99 años Hitler decidió autodenominarse Führer al tomar el cetro de canciller.

El mecánico ferroviario alemán Anton Drexler fundó en 1919 el Partido Alemán de los Trabajadores en Múnich, como respuesta ultranacionalista a la derrota sufrida por los alemanes en la Primera Guerra Mundial, y Adolf Hitler fue uno de los primeros afiliados a ese movimiento.

En febrero de 1920 celebró el partido su primer mitin, cambiando su nombre original por el de Partido Nacionalista Alemán de Trabajadores (NSDAP), tomando Hitler el micrófono para leer los 25 puntos programáticos del renaciente movimiento, basados en el antiliberalismo, nacionalismo y antisemitismo, con intención de seducir al pueblo y llevarlo masivamente a la causa patrocinada por el futuro dictador, que llegó a tener 50.000 afiliados en 1923, llegando a ser el partido más votado en las elecciones de 1932, con 13 millones de papeletas a su favor.

El presidente Hindenburg nombró a Hitler canciller y un año después fue aprobada la Ley Habilitante que le otorgaba poder total para convertir el NSDAP en el único partido parlamentario y legal, creándose poco después la SA como brazo armado del régimen auxiliado por la SS y la Gestapo, como policía secreta del Estado.

Finalmente, fue un día como hoy, el 21 de agosto de 1914, cuando Hitler asumió la presidencia del NSDAP, nombrándose a sí mismo Führer a la muerte del Hindenburg tras presentarse como salvador de la economía ante la depresión, antes de ordenar la muerte de todos los opositores en la Noche de Los Cuchillos Largos y abrir campos de concentración donde encerrar a los enemigos de Alemania y las razas impuras.

BIPARTIDISMO SOCIAL

BIPARTIDISMO SOCIAL

Unknown

El eterno debate sobre el bipartidismo político, ha tomado en los últimos meses un especial protagonismo, con división de opiniones entre los beneficiados con el reparto alternativo de poder PP-PSOE, y los decepcionados por tantos efectos negativos como ha generado esa alternancia en la Moncloa.

Pero hay otro bipartidismo de índole social, más injusto, abusivo, insolidario y degradante que el político, donde se obliga a militar en uno de estos partidos a millones de ciudadanos que no han solicitado su ingreso en el mismo, ni desean permanecer en él, pero que han sido engrilletados a su pata por quienes militan en el otro partido.

Me estoy refiriendo a esos dos grandes partidos sociales: el de los ricos y el de los pobres. El primero, tiene pocos militantes pero elevadas cuentas corrientes y mucho poder, para contrarrestar los millones de afiliados al segundo, con  escasa influencia y mucha miseria, generada por políticos del colorín nacional, sindicalistas horizontales, empresarios de sí mismos, profesionales de la usura, defraudadores millonarios y estafadores de guante blanco que han metido mano en la hucha común.

No tengo vocación de redentor porque temo acabar crucificado, pero sabed que para liberar a la pobreza de los grilletes que atenazan la miseria a la vida de los desfavorecidos, es necesario unir todas las manos para formar una cadena que ahogue en la revolución toda la podredumbre que inunda Instituciones públicas, consejos de administración, partidos políticos, entidades financieras y chiringuitos varios, con hedor a mezquindad, degeneración, cicatería, sordidez y corrupción.

¡ POR MANITÚ !

¡ POR MANITÚ !

Mí escribir con gran dolor dolor / y decir con decepción, / que no estar de acuerdo con tú, / por perder gran elección / sin aprender la lección. / Por dejarlo todo igual, / cuervo ingenuo no fumar, / la pipa de la paz con tú. / ¡Por manitú!

Comienza en Sevilla el 38 Congreso Federal del Partido Socialista Obrero Español de consecuencias imprevisibles para los militantes y decepcionate en los “preparativos” para los ciudadanos socialistas, que alimentan con sus votos el poder de los políticos de la rosa.

Amigos afiliados al partido desde lugares diferentes, me han hablado del silencio al que están siendo obligados dentro y fuera de las sedes, impuesto por la disciplina militante. Vale, pero no es mi caso, porque conservo intacta mi independencia y sigo creyendo después de cuarenta años en lo que no han creído quienes me miran de reojo.

Comienza el Congreso bajo el lema “La respuesta socialista”, atribuyéndose el partido un todo que no le pertenece, porque muchos socialistas que no militan en el partido, tal vez tengan respuestas diferentes a las que propongan en la reunión los socialistas de carnet, es decir, los profesionales del socialismo, patrimonializando una doctrina que comparten  más ciudadanos de los que se arrogan el patrocinio de la misma.

Me parecería más adecuado que el lema fuera “La respuesta del partido socialista” para que los socialistas de a pie que van por las esquinas predicando la ideología perdida en los escaños, no se vieran incluidos en las respuestas que den los socialistas con pedigree a ¿qué?

Esta es la pregunta inevitable: respuesta socialista ¿a qué? ¿Al nombramiento de un/a  Secretario/a General que nada tiene de nuevo/a? ¿Respuesta a la frustración que le espera a la facción perdedora del Congreso? ¿Al descontento de los votantes que están hartos de ver las mismas caras en los carteles? ¿Respuesta a una renovación que amenaza con no llegar nunca?¿Respuesta a la decepción de quienes llevan meses reclamando una oposición en el Parlamente mientras los dirigentes se han estado mirando al espejo intentando resolver sus problemas?

Lo que cantó Javier Krae hace años a Felipe, hoy puede tener un espacio en este partido socialmente acobardado y sin fuerzas para renoverse, al que los megaterios tienen atado y bien atado, impidiendo a miles de cuervos ingenuos fumarse la pipa de la paz con ellos, por no haber tenido “nada claro como acabar con el paro”, obligándoles a decir “Tú, mucho partido pero ¿es socialista, es obrero?”. Ciudadanos indignados con un partido incapaz de remangarse y coger por las solapas a banqueros, especuladores y politiqueros internos, externos y mediopensionistas.

Y envolviendo a todo ello, el gran esperpento que aglutina la continuidad. Esos espejos deformantes que don Ramón nos dejó en el callejón del gato, donde los profesionales de la política observan una realidad distorsionada que les lleva a degradar valores socialistas, mientras exponen sus entrañas en el escaparate de la plaza pública.

El empeño en verlo todo a través del espejo cóncavo irreal conduce a una galopante presbicia mental que cabalga hacia la nada ideológica, llevándose por el camino preciados valores que a todos pertenecen. Sabemos que el sardinero «apasionado del poder» como ha dicho alguien de la «casa» está inspirando su obra cumbre surrealista en este congreso al que muchos se han sumado pidiendo más salud, dinero y amor ¿para quién?, junto a la abogada de Esplugues nieta de un anarquista aragonés, maltratada injustamente por el periódico vocero de su opositor y calificada por Ibarra como «Zapatero con faldas».