Navegando por
Etiqueta: corrupción

CHARLATANERÍA

CHARLATANERÍA

ch

Disfrutaba en mi infancia con los charlatanes de feria que nos embobaban a los oyentes, pudiendo llegar a vendernos pellizas en agosto porque su capacidad embaucadora hacía inútil toda resistencia a caer en sus manos, aunque al acercarnos al tenderete que montaban fuéramos convencidos de no comprar nada, y menos una navaja multifunción que incluía en su precio dos maquinillas de afeitar, tres peines, cuatro bolígrafos, un tubo de chicle Bazoka y dos bolsas de caramelos Saci.

Pero este itinerante oficio, caracterizado por un continuo nomadeo de feria en feria, se ha tornado sedentario en las tribunas políticas y ya no venden utensilios, aparatos, menaje, lupas o imanes, como el gitano Melquiades en Macondo, sino botes vacíos, falsas promesas, humo descolorido, mentiras embotelladas y conejos de chistera que los embaucadores muestran a los corifeos.

Es propio de los actuales charlatanes hablar por hablar, sin saber de qué hablan a los oyentes que enmudecen con su palabrería y compran navajas de madera para cortar la corrupción, guantes de látex picados que les infectan las manos con inmoral estiércol, llaves falsas de inexistentes cofres salvadores y papeletas electorales que compran los abducidos por diferentes tribunas partidistas de multicolores escaños.

La charlatanería se expande como mancha de aceite en papel de estraza, contaminando con desesperanza y frustración corazones vírgenes y crédulos apostantes por un juego político donde siempre ganan los mismos con el aplauso de los perdedores, que siguen esperando la verdadera redención que amenaza con no llegar nunca a los desfavorecidos, como le ha sucedido ayer a un enfermo terminal que se pagó un taxi para regresar de Valencia a su casa alicantina, porque las ambulancias amenazaron con dejarlo en la frontera provincial.

SI YO FUERA PRESIDENTE

SI YO FUERA PRESIDENTE

presi

Un día como hoy de 1917 publicó el periódico madrileño El Día, un artículo firmado por Unamuno con el subtítulo “Si yo fuese rey”, explicando qué habría hecho él en aquel momento si ocupara el trono español, algo que me da pie a seguir sus pasos expresando qué haría yo si hoy fuera presidente del Gobierno, por si alguno de los candidatos al cargo se le ocurriera llevar a cabo alguna de estas propuestas, sabiendo que todas ellas irán a la papelera.

Si yo fuera presidente:

– Prohibiría a empresas del Ibex tener sucursales y cuentas bancarias en paraísos fiscales.

– Anularía las prescripciones por delitos económicos y fiscales.

– Cambiaría la actual ley de indultos incluyendo a los jueces en las decisiones.

– Registraría notarialmente todas las promesas electorales.

– Consideraría fraude electoral el incumplimiento de las promesas.

– Promovería una ley prohibiendo presentarse a elecciones a los defraudadores.

– Exigiría dedicación plena al Congreso a todos los diputados.

– Promovería consultas ciudadanas más allá de las elecciones generales.

– Publicaría la lista y sueldos de los altos cargos y asesores nombrados a dedo.

– Eliminaría el Senado.

– Suprimiría las Diputaciones Provinciales.

– Abriría las listas electorales para poder votar a las personas y no a los partidos.

– Separaría definitivamente la Iglesia del Estado y la catequización en las aulas.

– Eliminaría la injerencia política en los tribunales de Justicia.

– Incrementaría los recursos en Justicia, Educación, Sanidad, Dependencia y Hacienda.

– Reduciría al 50 % los salarios de los políticos y eliminaría sus privilegios.

– Impediría la influencia del poder financiero en el poder político.

– Exigiría máxima competencia a los dirigentes de empresas y servicios públicos.

– ……

Ahora, amigos, seguid vosotros completando la lista de lo que haríais si fuerais presidentes del Gobierno que aspiran a presidir los señores Rajoy, Sánchez, Rivera, Iglesias y Garzón.

LA REDENCIÓN ES POSIBLE

LA REDENCIÓN ES POSIBLE

4e08eaf8789ee957fbcb9fae6318ddc2

He cabalgado en sueños sobre frágiles monturas hacia quimeras inalcanzables, esquivando certidumbres, venciendo dudas y contraviniendo preceptos grabados a fuego en páginas de la infancia, sin pretender otra cosa que dejarme envolver por historias empedradas en la realidad del camino recorrido, acompañado de mi sombra en el espejo.

Galopando en jornadas interminables sobre leyes, tratados, catecismos, armisticios y contratos, llegue a tiempo para asistir a los desposorios enlutados de los porqueros con el estiércol, sin poder evitar que la miseria moral apadrinara este maridaje, haciendo de la corrupción, costumbre.

Pero aún queda tiempo para la redención si todos tomamos el látigo evangélico colgado en el perchero de la civilización cristiana y expulsamos a cinturazos del templo social a los mercaderes de la vida, sin darles tiempo a recibir inmerecidas bendiciones indulgentes en las urnas.

Verdearán entonces las fachadas institucionales, brotaran flores en las mesas de los despachos, crecerá la hierba en las alfombras y la moral tendrá su espacio en los sillones, la ética colectiva abandonará su destierro y cabalgaremos juntos hacia la luz sin descuideros que nos roben el futuro, rateros de guante albino, embaucadores de feria, explotadores de oficio, depredadores sin escrúpulos, especuladores de la miseria y trileros que mienten como bellacos de bellota.

PAPELES, CORREOS Y RECIBOS

PAPELES, CORREOS Y RECIBOS

Bárcenas

Hablar en España de “papeles”, en estos momentos, tiene más peligro para algunos dirigentes populares que meterse en la bañera con un Gremlin, porque los dichosos “papeles” son algo más que pasta vegetal molida y blanqueada, sustitutiva de los papiros egipcios por los chinos.

Mencionar los correos del tránsfuga pesetero, hace templar a los altos empresarios del finiquito en diferido, ese famoso monólogo de la señora Cospedal que ha batido todos los récords imaginables de audiencia sin haber pasado por el Club de la Comedia.

Y citar los recibos de dinero negro firmados en blanco por los receptores de cantidades milenarias, hace temblar a muchos que ocuparon sillones, según palabras del guardahucha popular más popular de todos los impopulares que pastaron en Génova, salpicando de corrupción a los honrados militantes que no pisaban la sede reformada ennegrecidamente.

Papeles, correos y recibos conforman la amenaza que el señor Bárcenas ha lanzado contra los beneficiarios del reparto, tras conocerse que el Juzgado de lo Social número 31 de Madrid ha rechazado la demanda con la que el ex guardaperras del PP pretendía reincorporarse de nuevo a su puesto de trabajo en el partido.

Este dividuo, por divisible moral, considera que las sucesivas cúpulas del PP no se pueden ir de rositas, mientras él paga los platos rotos y los militantes honrados soportan con resignación el cilicio impuesto por muchos de sus dirigentes, trileros que persisten en insultar el sentido común de los ciudadanos.

¿Hay en el país algún ciudadano que no dé validez y veracidad a los “papeles”, correos y recibís que guarda el tesorero responsable de llevar las cuentas por mandato de los dirigentes del partido? ¿Los beneficiarios de los “sobres” pueden negar delante del espejo la realidad con el dinero en la mano?

Con las respuestas a estas preguntas sobre la mesa, los ciudadanos no podemos aceptar que el resultado final de tal expolio, tal estafa, tal mentira y corrupción quede impune por una sentencia que absuelva a los nominados en los papeles, correos y recibos, por falta de pruebas o vaya usted a saber qué rendija legal les permita escapar con el dinero por la gatera.

¡¡ NO !!

¡¡ NO !!

Referendum in Greece

Con rotundidad, firmeza y convicción los griegos han dicho ¡¡no!! a las medidas de austeridad propuestas por la Troika que forman el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central de Europa y la Comisión Europea, capitaneada por la directora general Christine Lagarde, y los presidentes Mario Draghi y Jean Claude Juncker.

Un grito agónico pronunciado con la fuerza de un pueblo que ya no tienen nada que perder, salvo la dignidad, mal conducido y engañado durante años por dirigentes de partidos tradicionales, que han llevado a inocentes ciudadanos al matadero con impunidad absoluta, pues nadie está pidiendo las cabezas de Karamanlis, Papandreu, y el resto de mandamases pertenecientes a Nueva Democracia y al Movimiento Socialista Panhelénico.

Ellos, otros como ellos y todos sus secuaces son los responsables de la corrupción griega, el dinero negro, el fraude, la mentira y el más abusivo nepotismo, que durante años ha campado por sus respetos en el país inventor de la democracia, que tan indignos gestores pervirtieron de forma continuada.

Los errores, abusos, estafas y cinismo de los dirigentes griegos, no pueden pagarlo con su sangre los ciudadanos de un país donde los suicidios se han multiplicado, la hambruna se ha expandido como epidemia, los enfermos no pueden llegar a los hospitales y el Estado de Bienestar es una quimera.

Procede que el ingeniero civil Alexis Tsipras reúna con urgencia a los jueces del máximo tribunal griego para buscar indicios que permitan encarcelar a los responsables de la catástrofe, abriendo una investigación con ayuda de tribunales internacionales que defina la culpabilidad de los gobiernos responsables de la tragedia, a quienes no está llegando el dolor que sufre el pueblo.

Este es el castigo ejemplar que deben recibir los gestores para que el resto de dirigentes mundiales sepan que el despilfarro, los abusos y la corrupción que practiquen no quedarán impunes, en lugar de proponer sanciones ejemplares al pueblo griego para que ninguno otro país levante la cabeza.

Sea como fuere y pase lo que pase a partir de hoy, existe por encima de todo la obligación moral y de salvar al pueblo griego de su aniquilación, porque nada ha hecho para merecer el patíbulo donde pretenden colgarlo los poderes político-financieros que miraban para otro lado cuando tenían que haberse enfrentado a la realidad que conocía hasta el más lerdo de la galaxia. Bastaría con aceptar la propuesta del FMI: quita y reestructuración de la deuda.

PEQUEÑO GESTO DE FELIPE

PEQUEÑO GESTO DE FELIPE

base_image

El rey de todos españoles, – queramos o no queramos los republicanos -, ha dado un tímido paso adelante que agradecemos, porque más allá de las militancias políticas y afinidades con la forma del Estado, necesitamos recuperar la confianza y credibilidad perdida en los dirigentes políticos, sociales, económicos, religiosos y sindicales.

Gracias damos a Felipe, por retirar el ducado de Palma a su hermana sin esperar a juicios ni sentencias, y antes de que ella presentara la renuncia a dicho título, – que amenazaba con no llegar nunca -, como sucederá con su renuncia a los derechos dinásticos, temiéndonos lo peor si la doña actúa con igual consistencia.

Agradecemos sin fanfarrias a Felipe ese pequeño gesto de gran valor mediático, no exento de teatralidad, pero ahí queda. Agradezcámoselo porque si todos los jefes y mandamases hubieran actuado así en sus ámbitos respectivos, la corrupción, el despilfarro y el abuso, no hubieran ocupado portadas de periódicos, ni generado la indignación y desgaste moral que padecemos.

La impunidad de los choricetes, amparados por sus jefes, y liberados por los jueces a través de rendijas legales inexistentes para los ladrones de gallinas, ha permitido que hayan ocupado privilegiados sillones del poder, con los votos incomprensibles de muchos ciudadanos perjudicados por su gestión.

Si los malhechores hubieran sido inmediatamente expulsadas de sus cargos, partidos, sindicatos y asociaciones. Si la jerarquía religiosa hubiera actuado con criterios evangélicos contra los pecadores públicos. Si los políticos hubieran defenestrado a los politiqueros. Y si los sindicalistas hubieran actuado contra los sindicalistos, la situación del país sería otra.

Pero nada de esto se ha hecho, justificando a los transgresores con milongas indigeribles que nos obligan a pensar en segundas verdades delatoras de ocultas complicidades, porque si no fuera así resulta difícil comprender la permanencia en los cargos de quienes han dañado con sus comportamientos a las organizaciones que pertenecen.

DEL CAMPAMENTO AL AYUNTAMIENTO

DEL CAMPAMENTO AL AYUNTAMIENTO

a

Los vimos acampados en la Puerta del Sol bajo ondulantes techos de plástico, improvisando discursos espontáneos con una frescura hasta entonces desconocida, debatiendo propuestas para regenerar las Instituciones infectadas de corrupción, nepotismo, prepotencia y abusos, al tiempo que se infestaban de corruptos y corruptores.

Los vimos en calles y plazas de todas las ciudades cantando originales eslóganes, coreando imaginativas consignas y escribiendo lemas en paredes y pancartas, que nos recordaban a los jóvenes revolucionarios del mayo francés, pidiendo un espacio para la imaginación en las cúpulas de los poderes políticos, sociales y económicos.

Ciudadanos indignados que algunos políticos y tertulianos confundieron con perroflautas incultos y vagabundos desesperados, que han hecho enmudecer a quienes les insultaban y despreciaban cuando pedían democracia real a grito pelado y cantaban a coro “¡Sí se puede!”, demostrando que sí era posible pasar de los campamentos a los ayuntamientos, todos menos Zapata.

Finalmente, los votantes han hecho posible el sueño de los rebeldes y ahora han ocupado algunas casas del pueblo y parlamentos autonómicos con voluntad esperanzada de transformar las ciudades, pero con la incertidumbre propia de los becarios ante el futuro que les espera, porque nadie se lo va a poner fácil.

Pero, por difícil que se lo pongan los perdedores, ellos no tendrán problemas como debutantes en las Instituciones públicas, ni riesgo a perder la confianza de los ciudadanos por equivocarse en la gestión para la que no han tenido tiempo de prepararse, pues el pueblo perdona los errores, cuando detecta buena intención, honradez y limpieza en las actuaciones, admitiendo que el error es una cualidad del ser humano.

Lo que no perdonarán los ciudadanos a nadie, y menos a ellos, es la corrupción, el amiguismo, las mentiras, el despilfarro, los insultos a la inteligencia colectiva, el incumplimiento de promesas y la defensa de quienes no necesitan defensa porque se defienden solos y conocen todas las rendijas por donde escapar del castigo.

Si los indignados, perroflautas, neohippies, masturbarranas, bandarras y otras subespecies marginales que han accedido a los concejos se apartan de todo eso, don Alonso Quijano les garantiza que serán luengos sus días en el poder, su fama será eterna, sus premios colmados, su felicidad indecible, casarás tus hijos como quisieren, títulos tendrán ellos y tus nietos, vivirán en paz y beneplácito de las gentes, y en los últimos pasos de la vida les alcanzará el de la muerte, en vejez suave y madura, y cerrarán sus ojos las tiernas y delicadas manos de tus terceros netezuelos.